domingo, 26 de mayo de 2013

Al final:

Mis mil y un oportunidades, mis yo contigo y sin ti mi nada. Mi vida y mis mil muertes. Mis esperanzas y tus benditas negativas, tú siempre tú, nunca alguien más. Más tú menos yo. Menos, siempre menos y luego tú con el yo que estaba buscando. Dime que no hay tú sin mí, recuérdame que mis labios son tuyos, recuérdame que tú soy yo menos todos, más amor.

Si todo sea así, no me mientas, ámame, no seas tú sin mí, olvídame, se tú sin todos y yo, yo seré todos menos tú.

Pero no, sigo escribiendo, la soledad es veneno y tu cuerpo es, tú lo sabes, tú me entiendes, tú y tú, siempre tú, siempre, cada siempre tú, entiende a éste pobre yo sin ti.

Me dirías que yo no sé ser yo contigo pero soy más tú sin ti de lo que yo hubiese imaginado. 

Medítame, se yo, luego tú, después tú más yo, siempre tú, entonces, no saber si todo valga la pena pero lo intentaste, lo intentamos, solos tú y yo.

Cómplices tú y yo. Maldíceme, ódiame, muérdeme por primera vez, otra vez. Sácame de tu vida, deja que vuelva a buscarte, déjame amarte mientras me odias, así, mátame, mejor, acaba conmigo, déjame, tírame a la basura.
Mejor, peor, como sea pero que sea, sólo quiero arriesgar todo lo que me queda contigo. No somos lo mejor juntos pero la soledad es peor que el diablo besando tus curvas o que la pilla comiéndome la cartera. ¿Quién va a soportarme? El suelo se hace blando y yo sin ti soy menos yo.

Dime quien y yo lo encuentro, búscame y yo me escondo pero ámame, sólo bésame, sólo hazme el amor y déjame morir en paz, no me digas nada, sólo hazlo, hazme mal, déjame con el café frío por las mañanas, no amanezcas ahí pero duerme junto a mí. Piénsame así como yo no lo hago, grítame como siempre lo hice, pero ámame y mátame de amor. Al final, siempre, al final, nunca fui yo porque no estuviste conmigo. Al final, no hubo comienzo, al final el cuento no tuvo. Tú sin mí eres eso, tú, yo sin ti soy eso, sin ti.

1 comentario: